16.7.18

El hablar.
Puede ser con el verbo fácil.
Convertido en una palabra asustada.
O en un sinfín de sonidos atropellados.
También le vemos en la expresión de un rostro.
En el ruido que hacemos al gritar.
O en el murmullo tierno que arrulla.
La palabra sabe imponerse para cambiar lo vivido.
Le dice a quienes le escuchamos cuánto vale.
Se llena de sentimientos y decires gratos.
También puede estar triste haciendo que lloremos.
La poesía es su arma dulce y pensante.
Sabe convertirse en lectura para provocar el imaginar.
Le da valor a ese, que la escribe convertida en reflexión.
Se escucha en la bonita letra de una canción.
O en un texto amoroso que quiere preservarse.
Puede ser fuerte y convincente.
Sabe sugerir sin lastimar al intelecto.
Cuando se va escribiendo se dibujan las letras.
Armando palabras dichas con la voz.
Y le damos la entonación debida para sacarle la esencia.
Qué agradable el hablar buscando la metáfora, que lo cambia todo. 
Les sugiere de manera amable con imágenes llenas de palabras.
Hablamos en la búsqueda del entendimiento.
Decimos y necesitamos se nos comprenda.
Esperamos que sea fácil el razonar.
Y la risa ayuda a que sea más apreciable lo que manifestamos.
La palabra es impacto para asustar.
Sabe agredir y complacer.
Se hace murmullo y en ocasiones susurro.
Escucharla adornar lo que otros quieren exponer es un encanto.
La palabra es suerte y complacencia.
La palabra dice y nos deja marcados para siempre.

11.7.18

9.7.18

2017

25.6.18


El nido de la "primavera", pájaro creador.

Se ha detenido de cantar con tanto esmero.
Ahora tiene otra tarea que le lleva más atención y tiempo.
Ya no mira desde el cable del teléfono.
Está volando cargando en el pico pedazos de hojas.
No se detiene más que para encontrar otras acordes.
Eligió una maceta para armar su nido. 
Curioso y diferente lugar.
Su dedicaciòn es extrema y cuidadosa.
Vuela buscando la parte superior del muro.
Desde ahí observa para asegurarse de que está protegida.
Ella y su actividad que la tiene ocupada al máximo.
Muchas veces su trabajo se ve truncado por la presencia de quienes habitan el lugar.
No es el espacio habitual para este contenedor natural.
Ahí cuidará de su inicial y necesario, huevo, que son dos.
Después se preocupará por defender a éstos de cualquier descuido.
Su volar será fuerte y definido para que se pueda sentir.
Las horas pasarán apresuradas acompañando a la pájaro madre.
Y los pequeños huevos se harán diminutos pájaros.
Desvestidos sin sus plumas que los vuelven bellos.
La "primavera" se ha vuelto la dedicada madre, que busca los alimentos para sus crías.
Ellos, pequeños y repletos de atención comienzan a crecer.
Detrás y muy cerca la madre sabe que el nido será cambiado.
Ya volarán para hacerse, entonces la otra madre.
Y así la naturaleza repetirá la secuencia que la adorna.
Lo más importante, que con tanta actividad, el silencio se deja escuchar.
Y la voz preciosa a la que nos acostumbró retomará.
Y oiremos el trino insistente que tanto maravilla.
Ya las recién creadas aves competirán en su nuevo hábitat.
Aprenderán a que su cantar sea el más importante y bello.
Y solo se callarán cuando la noche les oblique.
Y habrá muchos que formarán un coro irrepetible e indispensable.


¡Cumple 30 años! 
Nueve millones de lápices,
1988.

12.6.18



¿Por qué otra vez la primeravera ofrece sus vestidos verdes?
Pablo Neruda
Proceso de impresión serigráfica para la colección
de El libro de las preguntas de Pablo Neruda.



"La Memoria diseñada"


Exposición de Carteles de Cine inaugurada en el Museo Nacional de Bellas Artes
con motivo de la designación de Memoria del Mundo de la UNESCO Regional de América Latina 
y del Caribe el 25 de Mayo del 2018, La Habana, Cuba.

11.6.18